¿Cómo guardar la ropa para tu mudanza?

¿Quieres saber cómo hacer la mudanza de tu ropa de la manera más eficiente? Si ya has tenido que mudarte alguna vez, seguro que sabes que organizar la ropa es fundamental. Siempre tenemos más prendas de las que pensábamos en el armario, y aprender a guardar la ropa es una de las claves para ahorrar en espacio y saber cómo debemos empaquetar cada camiseta, abrigo o calzado.

Así que, si quieres aprender a guardar ropa para mudanzas con los mejores consejos y ganando en tiempo y eficiencia, este artículo es para ti.

¿Cómo empezar a empacar la ropa para tu mudanza?

Empacar ropa es una parte más de cada mudanza que se rige por el mismo principio que el resto: el orden y la planificación. Por tanto, lo primero que hay que hacer es no guardar ropa de manera indiscriminada y sin pensar, sino organizar un paso a paso para empacar las distintas prendas de manera eficaz.

Antes de nada, es necesario tomar conciencia de qué cantidad de ropa tenemos realmente, contando con las prendas de invierno y verano, así como con aquellas que podamos tener guardadas fuera del armario. Una vez hecho esto, podremos hacernos a la idea de cuánto espacio implica empacar la ropa para la mudanza para contar con las maletas, cajas o bolsas que vayamos a utilizar.

Tras este paso previo, podemos empezar con todos los tips que necesitarás para guardar tu ropa para una mudanza sin estrés y cuidando de cada prenda. Vamos allá.

Clasifica y ordena la ropa antes de la mudanza

Puede parecer que ordenar nuestra ropa justo antes de mudarnos no tiene sentido, pero nada más lejos. Es habitual que, cuando vivimos una temporada en un mismo sitio, acumulemos una cantidad de ropa de la que no somos conscientes hasta que la ordenamos. Antes de una mudanza, este proceso es fundamental, pues te ayudará a decidir qué ropa usas realmente y qué prendas no te van a ser útiles, pudiendo donarlas, por ejemplo.

Una vez hecha esta primera criba, clasifica tu ropa en función de sus tejidos, distinguiendo camisas, blusas o chaquetas más delicadas de aquellas prendas más utilitarias, para así guardarlas de forma separada en tu mudanza.

Otra buena opción será ordenar tu ropa por temporadas, de forma que puedas empacar tus prendas de verano o invierno en las mismas maletas o cajas, lo que hará más sencilla su organización en tu nuevo hogar.

Separa tus prendas de uso cotidiano de las menos usadas

Esta es la clasificación más importante que hay que tener en cuenta al ordenar la ropa para una mudanza. Normalmente, cuando nos mudamos, vamos desempaquetando nuestras pertenencias poco a poco. Pero, al ser la ropa una necesidad básica para el día a día, es importante facilitar al máximo disponer de las prendas que más utilices nada más llegar.

Así que, una vez tengas una panorámica clara de todos tus abrigos, jerseys, pantalones, camisetas y zapatos, no olvides separar las que más te pongas y vayas a necesitar desde el primer día para asegurarte la facilidad a la hora de acceder a ellas tras tu mudanza.

Embala tu ropa de forma ordenada

El mantra del orden en la mudanza también se aplica a empacar la ropa con el mismo resultado: ayuda a ganar espacio y reducir el número de bultos a la hora de mudarte. Concretamente en el caso de la ropa, guardarla de manera ordenada permitirá que no se arrugue durante el viaje y te permitirá ganar tiempo a la hora de desempaquetar prendas textiles y calzado.

Utiliza maletas cómodas y ergonómicas

El mejor lugar para empacar la ropa de nuestra mudanza son las maletas. Pensadas precisamente para contener prendas textiles, nos ofrecen una forma adaptada y cómoda de guardar ropa.

Sin embargo, lo habitual es que no tengamos tantas maletas como para trasladar toda nuestra ropa. Ante esto, lo mejor será priorizar las prendas más delicadas en las maletas donde vayan a transportarse más protegidas, y dejar las prendas más antiguas o resistentes para empacarlas en cajas. Y, si tienes que comprar maletas, opta por los modelos más cómodos y ergonómicos.

Con estos tips de organización que te damos, seguro que ya sabes cómo guardar la ropa para tu mudanza y empezar a organizar todas tus prendas para su traslado.

Si no tienes tiempo de embalar o empacar tus pertenencias, ¡nosotros nos encargamos de ello! Confía en Mudanzas Tucan para tus mudanzas en Málaga.

Ahora sólo tienes que ponerte manos a la obra.